El Perro de las 2 Tortas (Relato de Educación Financiera)

perro111¿ Como alcanzar la FELICIDAD, ÉXITO y la LIBERTAD ?

Una mujer salió de su casa y vio a tres ancianos de barbas largas sentados frente a su jardín. Como no los conocía, les dijo: “No creo conocerlos, pero tal vez tengan hambre. Por favor entren a mi casa y coman algo”.

“Antes de pasar deberás decidir en que orden deseas que pasemos”, explicaron los ancianos. “¿Por qué?” quiso saber ella. En ese momento, uno de los hombres señaló hacia los otros dos y dijo: “Él se llama Libertad y él Éxito. Mi nombre es Felicidad. Entra y decide con tu marido en que orden deseas que pasemos y a cual deseas invitar más que a los otros”. La mujer entró a su casa y le repitió la historia a su marido. El hombre se puso feliz. “¡Qué bueno! Ya que así es el asunto, invitemos a Exito. Dejemos que entre y llene nuestro hogar de bendiciones. La esposa no estuvo de acuerdo. “Querido ¿por qué no invitamos a Libertad ?” La hija del matrimonio, que estaba escuchando la conversación desde la otra punta de la casa, vino corriendo con una idea: “¿No sería
mejor invitar a Felicidad ? Entonces nuestro hogar estaría lleno de
solo cosas bellas”. “Invitemos a los tres”, dijo el esposo a su mujer. “Ve e invita a los tres a que sean nuestros huéspedes”. La esposa salió y les dijo a a los ancianos: -Deseamos que pasen los tres-
Felicidad se puso de pie y comenzó a caminar hacia la casa. Los otros dos ancianos se levantaron y lo siguieron. Sorprendida, la mujer les preguntó: ” ¿ Qué habría pasado si solo hubiera invitado a uno de los tres ?”

Los ancianos respondieron al unísono: “Si hubieras invitado solo a uno de los tres, no habría podido entrar ninguno de nosotros, pues ustedes habrían ignorado al invitado y se la habrían pasado soñando en los otros dos’

Habrían pasado la vida añorando al o a los ausentes y no habrían sido capaces nunca de disfrutar, reconocer ni siquiera darse cuenta de cual de los tres estaba con ustedes. Se la habrían pasado toda su vida tratando de comprar con dinero a los otros dos, pero como los otros dos no se pueden comprar con dinero nunca los habrían podido tener; y por si fuera poco tampoco habrían logrado nunca alcanzar las cosas que si se compran con dinero. El resultado sería como el perro de las dos tortas.

Nota:
La universidad de Harvard llevó a cabo un estudio para ver si la gente creía o pensaba que la felicidad era posible comprarla con dinero, el resultado fue sorprendente, el resultado arrojó un dato muy revelador; la gente no solo busca la Felicidad; sino la Libertad y el Exito a la par que la primera.

Añadir a favoritos el permalink.